Testimonio Grace Villanueva

Siempre he tenido claro que en todas las áreas de la vida en que uno quiera desarrollar su máximo potencial, lo mejor es tener un coach, un coach de vida, un coach espiritual, y claro un coach deportivo.  Para mí el ejercicio es parte inherente a mis actividades diarias, por conciencia sobre mi salud y bienestar personal. Mi esposo Esteban y yo corríamos un par de veces por semana sin ninguna guía y plan específico. Yo solía hacer una carrera de 10k al año, y en el año 2013 decidí hacer los 21k del Medio Maratón Hispaniola, quedé frustrada al terminar, un tiempo de 2:39, sobretodo adolorida y con la cabeza determinada a no hacer más de 10km, pues yo no tenía capacidad para más y la confianza en mi misma respecto al running quedo devastada.

testimoniosRE

Sin embargo, un dia nos encontramos con Jorge quien nos habló ampliamente de su programa de base aeróbica con su método de entrenamiento y dimos inicio en Diciembre 2015, en plenas fiestas navideñas a llevar nuestro plan.  El seguir un plan y tener que rendir cuentas a un entrenador, te ayuda a desarrollar disciplina y compromiso.  La base aeróbica me ha hecho desarrollar resistencia y fortaleza mental, he corregido mi postura, he mejorado mis tiempos, en Enero hice los 21k de Miami en Olla, en 2:18, pero lo mejor del caso es que terminé en excelentes condiciones físicas sin pasar por la camilla de masajes a dar gritos.

Jorge me ha ayudado a entender que gran parte de las carreras las hacemos con la mente, si nos sentimos capaces el cuerpo responde a tu fuerza interior.